circo
OPINIÓN

Pan y circo

En Cantabria estamos viviendo una versión 2.0 de esa política social de tradición romana. El Ejecutivo se muestra incapaz de solventar problemas como la tasa de paro, el olvido que ha sufrido en nuestra tierra el sector primario o la desindustrialización.