ELECCIONES GENERALES

"No vamos a aceptar más recortes impuestos desde Europa ni tampoco la austeridad. No funciona"

El eurodiputado de Podemos considera que su formación es la “única opción que quiere cambiar realmente” la situación, y asegura que el objetivo en Cantabria no solo es ganar, sino "convertirnos en el partido más votado".

El eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán
El eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán

Miguel Urbán, eurodiputado por Podemos, visita Torrelavega en el inicio de una trepidante campaña electoral, que se presenta como decisiva para el futuro del país. Nacido en Madrid el 26 de marzo de 1980, es uno de los cofundadores del partido y se muestra ilusionado con el nacimiento de la alianza Unidos Podemos. Asegura que las recetas económicas que llegan desde Europa no han servido, y considera que lo ocurrido en Grecia nunca podría pasar en España por el peso económico de nuestro país en la UE. A su juicio, el PSOE ha dado la espalda a sus bases al no comprender que la política nacional ha cambiado.

Los datos obtenidos en la última encuentras del CIS revelan que Unidos Podemos da un salto muy importante, pero al mismo tiempo se prevé una mayor abstención que en las pasadas elecciones de diciembre, ¿Qué valoración hace de estos resultados?

Siempre hay que ser cauteloso a la hora de hablar de encuestas electorales. Nosotros lo hemos sido en todo momento, tanto cuando han arrojado resultados positivos como cuando no. Hay que entender que la mejor encuesta será justamente la del 26J. Históricamente, el CIS siempre nos ha dado resultados más bajos que otras encuestas. Tenemos 15 días, no solo para cambiarlas, sino para poder ganar las elecciones y convencer a la gente de que no se quede en casa. Esto es un elemento central para nosotros. Podemos tener una campaña y un resultado histórico y la gente tiene que ser parte de ello y escribir la historia.

Históricamente, el CIS siempre nos ha dado resultados más bajos que otras encuestas

En estos años han cambiado muchas cosas, y la ciudadanía busca estar más informada, y conocer más detalles sobre los programas electorales de los partidos, ¿qué es lo que puede ofrecer Unidos Podemos tanto a nivel regional como nacional?

Vivimos en una sociedad más informada a raíz del 15M, momento clave en la política española, que permitió que mucha más gente se interesara y comprendiera que si no hacían política, alguien la haría por ellos yendo contra sus intereses. En este momento de apertura política llegó Podemos con una fuerza que nadie calibraba, y conseguimos 5 eurodiputados. En las elecciones del 26J solo va a haber dos papeletas y una de ellas es la Unidos Podemos. Nosotros planteamos que no vamos a aceptar más recortes impuestos desde Europa ni tampoco la austeridad, porque hemos comprobado que no funciona. Se aplicó para corregir el déficit y el techo de deuda y sólo la hemos aumentado. Tenemos un 100% de deuda cuando antes no llegábamos al 30%, algo que es sintomático. Hasta el propio FMI ha reconocido los errores de cálculo que ha habido en las políticas de ajustes. Margallo, que no es sospecho de pertenecer a Podemos, declaró que se habían pasado cuatro pueblos. Somos la única opción que quiere cambiar realmente esta situación. Otros partidos políticos que se presentan a las elecciones no lo han explicado en su programa, pero en cartas privadas sí han asegurado que van a aplicar recortes.

¿Gobernar cerca de la gente?

Uno de los primeros elementos significativamente distintos en nuestro programa es el respeto a las mayorías sociales que han sufrido la crisis. La mejor manera de mostrárselo es hacer una política que sea diferente a las que les han empobrecido y quitado sus principales derechos. Hay que aumentar la carga impositiva, pero no como lo ha hecho el PP, que ha subido los impuestos indirectos, que afectan a los que menos tienen al mismo tiempo que hacía amnistías fiscales a los ministros y sus amigos. Necesitamos una fiscalidad que sea más distributiva. Hay que subir los impuestos a los que más tienen, que son de los que menos pagan en el conjunto de Europa, con quien debemos armonizarnos, como en materia educativa. Debemos actuar ante el fracaso escolar que se vive en este país, en el que cambiados cada dos por tres las leyes educativas. Esta legislación la deben hacer profesores, expertos, familiares, aquellos que forman parte de la comunidad educativa. Necesitamos alcanzar ratios profesor-alumno que se acerquen al basto europeo. Debemos contratar en lo público. Hay un elemento esencial, somos uno de los países con el funcionariado en edad más avanzada y además el ratio por habitantes es menor que la media. El Estado debe tener un papel decisivo a la hora de dinamizar la economía, y debemos ayudar a aquellos que están trabajando. También debemos llevar a cabo una gran transición energética. España ha ido hacia atrás en esta materia y hemos visto cómo se aumentaban las emisiones. Con esto hemos perdido un puesto privilegiado en la comercialización y distribución de la energía limpia, que supone un valor añadido tanto en lo económico como en lo laboral y socioambiental. Se trata de un elemento muy importante, un KW a la hora producido por energía renovable genera cuatro puestos de empleo, frente al único que produce la energía fósil.

Nosotros planteamos que no vamos a aceptar más recortes impuestos desde Europa ni tampoco la austeridad, porque hemos comprobado que no funciona

En España funcionamos con el estigma de que trabajamos poco, cuando somos los que más lo hacen de Europa. Hay que trabajar menos horas, y repartiendo los trabajos entre los habitantes, pero sin distribuir miseria. Hay suficiente riqueza en este país pero debemos gestionarla mejor. 

¿Qué responsabilidad atribuyen a la corrupción en esta situación?

El mismo día que debatíamos acerca de los Papeles de Panamá en el Europarlamento, había gente de partidos como el PSOE, el PP, Ciudadanos o el Frente Nacional que se habían visto involucrados en el escándalo. Lo que hizo el Parlamento entonces fue debatir y votar una legislación que dificulta la filtración de este tipo de informaciones. En lugar de perseguir a los que defraudan y gratificarnos de saber que está sucediendo algo así, se persigue al filtrador. Debemos combatir el fraude fiscal y la corrupción a nivel europeo y debemos acabar con el secreto bancario.

Hay voces que aseguran que muchas de las propuestas que presenta Unidos Podemos no han sido posibles en otros países como Grecia, ¿qué les diría?

Hemos visto como se ha intentado extender esa idea entre la opinión pública. A Grecia se le ha castigo con el objetivo de dar ejemplo, pero sabemos que a España no se la puede tratar así. La gente tiene que entender que somos un país con peso económico dentro de la Eurozona, y no se nos puede chantajear de esa forma. Si pensamos en quien supera el techo de déficit, tenemos que irnos a países como Francia, Alemania o Inglaterra, contra las que no se actúa por su gran peso económico. Nosotros no queremos saltarnos el techo de la manera que lo ha hecho el PP pero sí creemos que no es lógico que se imponga a los países más pequeños y contra los grandes no se actúe de ninguna forma. Han querido dar un aviso a navegantes e incluso la propia Troika ha aprendido de ello, como vemos en Portugal, que no sufre los ataques que vivió Grecia. Tenemos capacidad de negociación en Bruselas.

Hay que subir los impuestos a los que más tienen, que son de los que menos pagan en el conjunto de Europa

De cara a las elecciones del 26J, hemos visto como se ha generado una importante factura con el PSOE, ¿aún es posible llegar a un acuerdo de izquierdas?

Hemos visto como una parte de la dirección del PSOE no ha querido mirar hacia sus votantes, la que está más ligada a los intereses económicos y han preferido pactar con Ciudadanos, que cuenta con el programa más agresivo en temas laborales, económicos y sociales con las clases populares. Nosotros teníamos un programa que se parecía en más aspectos al del PSOE. Han cometido el grave error de darnos una segunda oportunidad, y muchos de sus votantes y afiliados no les van a respaldar en estas elecciones. O atienden a los intereses de sus bases o a los de esa minoría que históricamente controla su dirección. Nuestra lógica es muy sencilla, vamos a consultar sobre lo que vamos a hacer, y creemos que el PSOE debería hacerlo, porque de otra manera se estaría suicidando. Es dramático que un partido con 137 años de historia lo haga por no atender a sus bases. La política de este país ha cambiado y Podemos es la expresión de este cambio.

En diciembre Podemos consiguió un resultado histórico al lograr un diputado en Cantabria, ¿cuál es el objetivo de cara a este nuevo proceso?

Nuestro objetivo es ganar en Cantabria y convertiros en el partido más votado. No digo que sea fácil, pero es nuestra meta. Creo que hay datos que permiten pensar que es posible mejorar con mucho el resultado y poder ganar. Sólo hay que ver los datos de la provincia de Barcelona, que hace un año hubiesen dicho que serían imposibles. Tenemos quince días y no está escrito lo que puede pasar. Nuestro objetivo es ir a ganar en Cantabria, Barcelona, Valencia o Mallorca. Creo que lo podemos hacer, que vaya a pasar lo va a decidir la gente pero nosotros vamos a por ello.