LABORAL

La industria cántabra registró más contratos temporales que la hostelería en 2017

En total, la comunidad autónoma registró 239.806 contratos temporales, la cifra más alta registrada hasta ahora y que acapara el 93,34%.

El 95,6% de las contrataciones que se realizaron en el sector de la industria en Cantabria durante 2017 fueron temporales
El 95,6% de las contrataciones que se realizaron en el sector de la industria en Cantabria durante 2017 fueron temporales

La industria se mantuvo en 2017, y por cuarto año consecutivo, como el sector económico con mayor contratación temporal en Cantabria, con 47.231 contratos eventuales de un total de 49.385 (un 95,6%), según un informe de la Federación de Industria, Construcción y Agro (FICA) de UGT que recopila estadísticas oficiales del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

El informe del sindicato explica que el año pasado el sector industrial registró el mayor número de contratos de trabajo contabilizado hasta ahora en Cantabria, donde nunca se había superado el límite máximo de los 45.000. A pesar de ello, la tasa de temporalidad contractual fue superior al 95%, como ha venido sucediendo desde el año 2014, cuando por primera vez se rebasó el límite máximo del 90% de temporalidad contractual.

La contratación temporal de la industrial superó a sectores como la hostelería

De hecho, como puntualiza el secretario general de la federación de UGT en Cantabria, Luis Díez, este mayor número de contratos de trabajo “se asientan en una gran eventualidad y precariedad” y “no generan realmente empleo porque, según las últimas estadísticas de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2017, la industria regional tiene en la actualidad su menor número de ocupados desde el año 1996”.

El responsable regional de la Federación de Industria del sindicato ha agregado que “ya es casualidad que a partir del año 2014 se incrementasen los contratos de trabajo en la industria cántabra a costa de un notable aumento de los temporales, y al mismo tiempo se fuera reduciendo el número de empleos en el sector, que aquel año bajó de los 37.000 ocupados y se ha ido reduciendo desde entonces hasta los 34.757 de 2017, la cifra más baja de los últimos 20 años que nos retrotrae a la época de la reconversión industrial de los años noventa del siglo pasado”.

Según el informe del sindicato, Cantabria registró en 2017 un total de 239.806 contratos temporales, la cifra más alta registrada hasta ahora y que acapara el 93,34% de toda la contratación acumulada en la región. En referencia al sector, los contratos se distribuyen en 1.786 en el sector primario (84,5% del total), 47.231 eventuales en la industria (95,64%), 9.112 en la construcción (89,65%) y 181.677 en los servicios (93,05% de temporalidad).

Por subsectores, un 86% de los contratos de trabajo del sector industrial cántabro correspondieron a la agroalimentaria (26.996) y a la del metal (15.641), con unas tasas de temporalidad de un 97,9% y de un 94,8%, respectivamente (26.649 y 14.831 contratos eventuales).

En el resto de las principales industrias de la región, aunque con menor peso específico en la contratación del sector, la tasa de contratos temporales disminuye: un 92,6% en la industria de la madera y el corcho (1.280 de un total de 1.382), un 78,2% en la química (942 de 1.204), un 83,06% en la extractiva (897 de 1.080), un 92,8% en la industria de caucho y plásticos (714 de 769), un 90,9% en la textil (573 de 630) y casi un 93% en el resto de actividades industriales (1.565 de un total de 1.683).

Para el responsable regional de UGT-FICA, “la última reforma laboral ha abierto las puertas a los mayores índices de temporalidad y de precariedad en el empleo en todos los sectores, aunque el más dañado, con notable diferencia, es la industria porque era el que partía en mejores condiciones en estabilidad laboral y en contratación indefinida”.

MÁS TEMPORALIDAD QUE EN LA HOSTELERÍA

De esta manera, el informe de UGT-FICA reitera que la industria se mantiene como el sector económico de Cantabria con más temporalidad contractual e incluso superó el año pasado a algunas sectores siempre identificados como los de mayor contratación eventual, como la hostelería, donde el año pasado un 95,01% de su contratación fue temporal (69.448 eventuales de un total de 73.095).

De hecho, como puntualiza Díez, “en los últimos años se ha vinculado el notable incremento de la contratación temporal en la industria de Cantabria por las altas tasas de eventualidad de la industria agroalimentaria, aunque ahora la otra gran rama industrial de la región, la del metal, también ha incrementado su temporalidad hasta un 94,8%, apenas dos décimas menos que la hostelería”.

De hecho, si se compara con las actividades con mayores niveles de contratación en el otro sector de la economía cántabra con más de un 90% de contratos temporales, el de los servicios, sólo tres superan en eventualidad contractual a la industria: las creativas y artísticas (99,6%), los contratos vinculados a la Administración Pública y Seguridad Social Obligatoria (99,5%) y los servicios sociales sin alojamiento (97,7%).