LABORAL

Las auxiliares de ayuda a domicilio se concentran con motivo de su precariedad

Este colectivo está formado por unas 450 trabajadoras, mayoritariamente mujeres, dependientes de las empresas a las que adjudica este servicio el ICASS.

Piden que se tomen en cuenta sus peticiones en los nuevos pliegos de licitación.
Piden que se tomen en cuenta sus peticiones en los nuevos pliegos de licitación.

Las auxiliares de ayuda a domicilio de atención a la dependencia están convocadas a una concentración ante la sede del Gobierno de Cantabria este jueves, día 8 de marzo, con motivo del Día Internacional de la Mujer, de 12:30 a 14:30 horas, para denunciar la precariedad que padecen y "la desidia y abandono" por parte del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (ICASS).

Este colectivo está formado por unas 450 trabajadoras, mayoritariamente mujeres, dependientes de las empresas a las que adjudica este servicio el ICASS, adscrito a la consejería de la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos está sometiendo a este colectivo por parte del ICASS.

La concentración está convocada por representantes de las trabajadoras en los comités de empresa de las distintas zonas de la dependencia (delegadas independientes y del sindicato Trabajadores Unidos).

Su objetivo, al igual que en la concentración del 8 de Marzo el año pasado, es denunciar las "condiciones decimonónicas" que sufren estas cuidadoras de personas dependientes, que "llevan desde siempre sin un calendario laboral, sin tiempo para recorridos entre usuarios dependientes, sin que se cumplan el tiempo de descanso entre jornadas, con jornadas interminables y gastos de kilometrajes sin remunerar, con reducciones de jornadas impuestas por la empresa, trabajadoras eventuales sin días de libranza, sin ayudas técnicas en los domicilios, sin EPIS reglamentarios, sin protección efectiva de la salud y la integridad física y moral... y un largo etc".

Piden que se tomen en cuenta sus peticiones en los nuevos pliegos de licitación, que se iniciarán de forma inminente, y denuncian que hasta la fecha han sido "totalmente ninguneadas en las anteriores licitaciones".

Así, critican que "se ha consentido que empresas multiservicios se hiciesen con el control a la baja, primando el abaratamiento de costes para obtener beneficios a costa sobre todo de la merma en los derechos de las trabajadoras, por encima de la calidad asistencial y el mantenimiento de puestos de trabajo dignos, sin preocuparse de cómo las bajas temerarias inciden directamente en dependientes y auxiliares".

Las convocantes esperan que el ICASS y la consejera, cuyo Gobierno ha anunciado que apoyan esta huelga de las mujeres el 8 de Marzo, "se sensibilicen con este problema, ya que además es su responsabilidad, y den respuesta a las justas peticiones que realizan las trabajadoras para los próximos pliegos de licitación, y en consecuencia prime en la adjudicación la calidad asistencial y el bienestar de los usuarios".