ENTREVISTA

"Vivimos otra pandemia de patologías mentales porque su incidencia se ha disparado”

Exteriores del centro Padre Menni
Exteriores del centro Padre Menni

La doctora Vannesa Muñoz Jove estudió medicina en la Facultad Mexicana de la Universidad La Salle, en Ciudad de México. Es Psiquiatra formada en el Hospital Español de México, cuya formación avala la Universidad Nacional Autónoma de México, y actualmente es la directora médica del Centro Hospitalario Padre Menni de Santander. Según la experta, este hospital especializado en Salud Mental sufre una pandemia derivada de la de Covid-19: el aumento de pacientes con patologías mentales cuya incidencia se ha disparado en los últimos dos años. En esta entrevista para el Colegio de Médicos analiza la actualidad del segundo hospital más grande de Cantabria.     

-Es directora médica del Centro Hospitalario Padre Menni, que ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos tiempos. ¿Cuál es el papel del hospital en el sistema sanitario actual y cuáles son sus objetivos a medio plazo?

Nuestro centro tiene toda una historia dentro de la Comunidad y, como comentas, el crecimiento en los últimos años es claro. Somos centro de referencia en Patología Mental Grave, tenemos convenio con Instituciones públicas y privadas para la atención de la Salud Mental Integral en todas las edades. Actualmente estamos viviendo, por desgracia, una pandemia de Salud Mental junto con la Pandemia de COVID y el CHPM es referencia en la atención de patologías cuya incidencia se ha disparado, como depresión, ansiedad, consumo de sustancias… Tenemos los recursos necesarios y la experiencia de 70 años en nuestra comunidad para el tratamiento de nuestros pacientes. Esto sin olvidar que somos un hospital que forma parte de toda una comunidad a nivel España y a nivel mundial, donde se nos caracteriza por la humanidad, la acogida, la hospitalidad y el servicio a los demás.

-Y como directora médica, ¿en qué objetivos trabaja en la actualidad? 

Actualmente, en Padre Menni estamos apostando por proyectos de Rehabilitación Psicosocial. Muchos de nuestros pacientes viven con nosotros, presentan patologías crónicas y la reinserción en la sociedad es muy complicada. Hemos reforzado nuestra plantilla de trabajadores sociales, psicólogos, integradores y terapeutas ocupacionales, con el fin de conseguir la reinserción social de nuestros pacientes. Esto sin descuidar la atención médica y psiquiátrica que siempre hemos dado. Estamos reforzando también la atención en menores de edad, esto como consecuencia de un aumento claro en la demanda en los últimos meses. Y continuamos con la atención de pacientes de Mutuas y privados de la misma manera como se ha estado haciendo en los últimos años. 

-¿Cómo afecta la pandemia al hospital a día de hoy y cree que ha puesto de manifiesto cambios necesarios en el sistema de Salud? 

Las consecuencias de la pandemia las podemos ver desde varios puntos de vista. Nosotros tenemos pacientes, muchos, que viven aquí en el centro. Las medidas de restricción y las diferentes olas que hemos pasado han tenido consecuencias sobre la salud mental y física de nuestros pacientes, de las familias y de toda nuestra comunidad. Por otro lado, al aumentar de forma importante las patologías de salud mental consecuencia de la pandemia, como es lógico, ha aumentado de forma exponencial la demanda de ingresos, consultas y tratamientos en general a pacientes de la comunidad. No podemos olvidar el efecto de la pandemia en nuestro personal, que ha trabajado de manera continua y con una profesionalidad impecable y que también, como todos, estamos cansados y deseado que esto pase lo antes posible. Los momentos de crisis, como el que estamos pasando ponen de manifiesto siempre deficiencias o aciertos. Creo que esta pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de revalorizar a los profesionales de la salud, junto con los trabajadores esenciales en general y de manera muy particular nos está obligando a poner una mayor atención en nuestro niños y jóvenes, que es donde se está viendo un aumento de patología de forma muy marcada. 

Tenemos que conseguir que hablar de salud mental sea tan normal como hablar de cualquier otro tipo de patología clínica

-Si hablamos de Salud Mental ¿cree que aún es menos visible de lo que debiera en nuestra sociedad?

Sí, es verdad que en estos momentos estamos todos hablando de Salud Mental, el trabajo que hacen algunas figuras públicas es importantísimo, pero todavía hay muchos tabúes y creencias sobre la salud mental que nos perjudican a todos (pacientes, profesionales, familias…). La información y educación en lo que realmente es la Salud mental, es fundamental. Tenemos que conseguir que hablar de salud mental sea tan normal como hablar de cualquier otro tipo de patología clínica, infecciones, cirugías, infartos… esta tiene que ser nuestra meta. 

-Y con respecto al equipo médico del Padre Menni ¿cuántos profesionales lo componen? 

En Padre Menni, en general, trabajamos unos 400 profesionales. La base más grande de trabajadores clínicos son nuestras auxiliares de enfermería que son las que están siempre con nuestros pacientes. Contamos con enfermeras, psicólogos clínicos y varios psicólogos sanitarios que se encuentran en nuestros CRPSs. Contamos también con trabajadoras sociales, integradores, y médicos entre psiquiatras, psicogeriatra, médico de familia y médicos generales. La atención médica en nuestro centro es de 24 horas los 365 días del año. 

-Para terminar, como directora médica del hospital ¿qué es lo más satisfactorio de su trabajo? ¿Y lo menos? 

Lo más satisfactorio es el poder hacer cambios que puedan beneficiar a los pacientes. Cuando trabajo como psiquiatra o como médico siempre intentamos ayudar a los pacientes a que mejoren su calidad de vida, a que puedan estar más tranquilos o simplemente a controlar algunos síntomas. En la dirección médica es un poco así solo que en vez de intentar mejorar la calidad de vida de cada paciente en el despacho lo intento a nivel del centro.