ANIMALES

Un oso pardo se pasea de madrugada por las calles de Caloca, en Liébana

Los cazadores colaboran en la repoblación del oso pardo
Los cazadores colaboran en la repoblación del oso pardo

Ayer martes por la noche un oso pardo se paseó por las calles de Caloca, un pueblo del municipio cántabro de Pesaguero.

En el pueblo, situado a 1.000 metros de altura, son habituales los avistamientos de osos, ya que desde el año 2008 ha sido frecuente ver algunos osos por la zona, eso si, a cierta distancia.

En la madrugada de ayer el oso pardo se paseó por las calles del pueblo como un habitante más. En esta ocasión, el animal llegó hasta el pueblo por la carretera que lleva al puerto y tras merodear por la localidad, volvió al monte. Afortunadamente, no hubo que lamentar heridos ni destrozos.