LABORAL

Los cántabros menores de 25 años tienen el segundo salario más bajo de España

Dinero
Dinero

Los trabajadores menores de 25 años de Cantabria declararon a Hacienda en el último ejercicio fiscal cerrado de 2020 un salario medio anual de 18.506 euros, el segundo más bajo de España en estas edades, solo por detrás del de Extremadura (18.097 euros), y 7.286 euros o un 28,25% inferior a la media regional (25.792 euros), según ha anunciado UGT tras haber realizado un informe con motivo de la celebración del Día Internacional de la Juventud, el próximo 12 de agosto.

La organización juvenil del sindicato (OJUCA) asegura que, según las últimas estadísticas de la Declaración Anual de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rendimientos del Trabajo de la Agencia Tributaria de España, en el año de irrupción de la pandemia del Covid-19 se redujo en Cantabria la brecha salarial de edad en casi dos puntos, aunque la diferencia entre las remuneraciones de un menor de 25 años y la media regional es la cuarta más elevada del país, sólo superada por Madrid (-40,49%), Cataluña (-33,05%) y Asturias (-28,61%). Asimismo, teniendo en cuenta las remuneraciones declaradas por trabajadores de entre 26 y 35 años, la diferencia es de 3.198 euros respecto a la media regional, un 12,4% menos, según las estadísticas difundidas por la Agencia Tributaria de España, que no incluyen a País Vasco y Navarra por disponer estas autonomías de su propia agencia fiscal.

Distinguiendo por sexos, la brecha salarial de edad en los hombres de menos de 25 años cántabros supera el 30% (-8.289 euros anuales) en comparación a la media regional; mientras que la de las mujeres se sitúa en un 25% (-5.865 euros), teniendo en cuenta que el salario femenino cántabro en estas edades más jóvenes es el más bajo de todo el país y el único que no supera los 18.000 euros anuales (17.593 euros).

Kiara Brambilla, responsable regional de la OJUCA, ha lamentado que "no es de extrañar que Cantabria sea con notable diferencia la comunidad autónoma con más brecha salarial de género en estas edades jóvenes”, precisando que "casi un 40%" de la brecha corresponde a los menores de 35 años”.

RECAUDACIÓN SALARIAL

Por otro lado, OJUCA destaca en su informe que en 2020 menos de un 3% de los 4.497 millones de euros recaudados en salarios en la comunidad correspondió a lo declarado por menores de 25 años (algo más de 116 millones de euros), mientras que otro 14% provino de las remuneraciones de declarantes de entre 26 y 35 años (casi 645 millones de euros). Así, la organización ha recordado que en 2020 había en Cantabria un 15% de menores de 25 años con un empleo (14,76%), la menor tasa de España junto a Canarias (14,83%) y casi seis puntos menos que la media nacional en la misma edad (20,66%).

Según Brambilla, antes de la crisis económica de 2008 los menores de 35 años aportaban en Cantabria un 33% de la recaudación salarial declarada a Hacienda, pero ese porcentaje "bajó del 30% en 2009 y del 20% en 2014 y ahora no llega al 17%". Ante esta situación asegura que “Cantabria ofrece a la juventud poco empleo y muy precario, por lo que no es una sorpresa que haya tantas diferencias en el mercado laboral y en los salarios con las demás edades y con el resto de España".

La Organización Juvenil de UGT también precisa en su informe que el parón de la actividad económica por la pandemia provocó en 2020 una reducción de casi un 4% y de 450.672 declaraciones salariales en Hacienda en comparación al ejercicio fiscal de 2019, de las que 6.242 (-4,17%) fueron de Cantabria. Según Brambilla, "más de un 60% de esa reducción de declaraciones salariales fue de menores de 35 años (-1.188 de menos de 25 años y -2.742 de entre 26 y 35 años), lo que no evitó que el salario medio aumentara en todas las edades menos en los mayores de 56 años, principalmente por los ERTE que evitaron despidos y porque desaparecieron de las estadísticas los empleos más precarios, temporales y con menos retribución, que no dejan de ser los que bajan la media salarial". De hecho, el informe de la Organización Juvenil de UGT destaca que en 2020 se redujo el número de declaraciones y la aportación de los salarios de los trabajadores de menos de 25 años en Cantabria en más de 17 millones de euros en comparación a 2019, y la de los comprendidos entre los 26 y 35 años en más de 57 millones de euros.