TRÁFICO

60 denuncias a conductores y pasajeros en un dispositivo de la Guardia Civil en el acceso a Castro

Un agente de la Guardia Civil junto a un vehículo en una carretera
Un agente de la Guardia Civil junto a un vehículo en una carretera

Un dispositivo establecido la madrugada del pasado sábado por la Guardia Civil para garantizar la seguridad vial y ciudadana en el acceso a Castro Urdiales se saldó con un total de 60 denuncias a conductores o pasajeros de vehículos, la mayoría por alcoholemias positivas y por exceso de velocidad.

El dispositivo se desplegó en la autovía A-8, realizando más de 250 intervenciones sobre vehículos, ha informado este miércoles en nota de prensa el instituto armado. En el caso de la seguridad vial, se formularon 48 denuncias, 15 de ellas por dar positivo en la prueba de alcoholemia, 11 por infracciones al Reglamento General de Circulación, 19 por superar la velocidad máxima permitida, y 3 por dar positivo en sustancias estupefacientes. En materia de seguridad ciudadana, se formularon 12 denuncias, la mayoría de ellas por tenencia de sustancias estupefacientes y una por portar un arma blanca.

En el mismo dispositivo se instruyeron diligencias en calidad de investigado por un presunto delito contra la seguridad vial contra un conductor que casi triplicó la tasa máxima de alcohol. Además, en la localidad de Castro Urdiales, los efectivos localizaron un vehículo y una motocicleta cuyos conductores presentaban signos evidentes de estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas y que, en la prueba de alcoholemia realizada por la Policía Local, triplicaron la tasa de alcohol.

En este operativo participaron efectivos de la Guardia Civil de Tráfico, de la Unidad de Seguridad Ciudadana y de la compañía de Laredo.