LIMPIEZA

Se redactará un nuevo pliego de condiciones del contrato de limpieza de edificios municipales

El TSJC desestima la suspensión de la resolución que anula dos criterios de adjudicación.

El alcalde ha anunciado que se ha acordado redactar un nuevo pliego de condiciones
El alcalde ha anunciado que se ha acordado redactar un nuevo pliego de condiciones

El Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha desestimado la suspensión de la resolución que anula dos criterios de adjudicación del pliego de condiciones del contrato de limpieza de edificios municipales del Ayuntamiento de Torrelavega. En vista de ello, la Junta de Portavoces ha acordado redactar un nuevo pliego que conservará cláusulas sociales importantes, excepto las dos que se tienen que retirar.

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero; y el primer teniente de alcalde, Javier López Estrada; han informado hoy a los portavoces municipales del auto de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC que desestima la medida cautelar, solicitada por el Ayuntamiento, de suspensión de la ejecución de la resolución de 1 de noviembre de 2017 del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC).

Dicha resolución anulaba los criterios de adjudicación 5º (fomento de la estabilidad y calidad en el empleo) y 6º (plan de carrera) del pliego de condiciones administrativas aprobado por "unanimidad" de la Corporación para la contratación del servicio de trabajos de limpieza de centros públicos, dependencias municipales, instalaciones deportivas y otras atenciones.

A la vista del auto, el alcalde ha anunciado que se ha acordado redactar un nuevo pliego de condiciones que "básicamente será semejante al anterior y que conservará cláusulas sociales importantes, excepto las dos que se tienen que retirar".

El alcalde ha afirmado que este nuevo pliego "se sacará independientemente de que el Pleno decida si se recurre o no porque así no se puede estar indefinidamente, y sacar a licitación el servicio es absolutamente necesario".

Para López Estrada, dado que estos momentos tenemos un contrato prorrogado, unas cláusulas rechazadas en "primera instancia" y dos ofertas presentadas para ese contrato, la decisión "prudente" es de manera "inminente" redactar un nuevo pliego adaptado a la nueva Ley de Contratos del Sector Público y que de una manera "genérica" intente cumplir los objetivos del primero pero retirando esas dos cláusulas.