TORRELAVEGA

Condenan al Ayuntamiento a desalojar el complejo Óscar Freire y el edificio utilizado por Amica al ganar Sniace la demanda de desahucio

Una sentencia autoriza el desahucio del complejo deportivo Oscar Freire solicitado por Sniace.

Una sentencia autoriza el desahucio del complejo deportivo Oscar Freire solicitado por Sniace
Una sentencia autoriza el desahucio del complejo deportivo Oscar Freire solicitado por Sniace

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 3 de Torrelavega ha estimado la demanda de desahucio presentada por Sniace y ha condenado al Ayuntamiento de Torrelavega a desalojar las instalaciones del complejo deportivo Óscar Freire y el edificio de escuelas de la Plaza San Gil -más conocido como Casita del Padre Col, utilizada actualmente por Amica-, fijando como fecha del lanzamiento el próximo 10 de julio.

Tras conocer el fallo, el alcalde, José Manuel Cruz Viadero, ha confirmado que el Ayuntamiento "seguirá adelante" con el proceso de expropiación de estas instalaciones aprobado por "la práctica unanimidad" de la Corporación, y ha asegurado que "no vamos a dar un paso atrás".

Cruz Viadero ha informado de la sentencia a los portavoces municipales en una Junta convocada a las 14:00 horas. Sobre la posibilidad de recurrirla, ha explicado que los servicios jurídicos están estudiándola y que serán ellos quienes dirán "si merece o no la pena el recurso", por lo que "en estos momentos no sabemos qué se va a hacer".

El alcalde ha pedido "tranquilidad" a los usuarios de las instalaciones y ha subrayado el "compromiso" del Ayuntamiento de buscar "otra ubicación"

El alcalde ha pedido "tranquilidad" a los usuarios de las instalaciones y ha subrayado el "compromiso" del Ayuntamiento de buscar "otra ubicación" donde podrán continuar con sus prácticas deportivas. En todo caso, ha recordado que la fecha del desahucio está fijada para el 10 de julio, lo que permitirá que todos los clubes puedan terminar la temporada.

En relación a Sniace, ha indicado que "hablaremos" con la empresa y ha hecho hincapié en que "está en sus manos que no se ejecute la sentencia y se genere un grave perjuicio a los usuarios".

En su opinión, "sería bueno que Sniace, y, en concreto, su Consejo de Administración, a quién corresponde únicamente esta decisión, reconsiderase esta sentencia que va a perjudicar a Torrelavega, una ciudad que siempre ha estado con Sniace". También ha querido "dejar claro" que lo que está ocurriendo "no tiene nada que ver con sus trabajadores que son gente excepcional".

SENTENCIA

El Ayuntamiento reconoció adeudar a Sniace 600.000 euros por los seis años de disfrute del complejo

La sentencia declara resuelto el contrato de arrendamiento del complejo Oscar Freire, que Sniace y Ayuntamiento firmaron en abril de 1999, por 12 años y que se fue prorrogando ante la falta de denuncia de las partes, hasta que en abril de 2011 comenzaron los requerimientos por parte del Sniace solicitando al Ayuntamiento la puesta a disposición de las instalaciones deportivas y el edificio de escuelas.

En 2017, el Ayuntamiento reconoció adeudar a Sniace 600.000 euros por los seis años de disfrute del complejo entre abril de 2011 y el mismo mes de 2017 más intereses, cantidad que se declaró compensada con las deudas concursales de Sniace.

Posteriormente, en noviembre del año pasado, la empresa presentó la demanda de desahucio por expiración del plazo contractual y reclamación de rentas debidas.

La sentencia constata la "voluntad clara" de Sniace de no continuar con el contrato de arrendamiento, y añade que admitir las alegaciones del Ayuntamiento implicaría dejar a su voluntad sine die el contrato, conculcando el artículo del Código Civil que establece que la validez y el cumplimiento de los contratos no puede dejarse al arbitrio de uno de los contratantes.

La sentencia concluye que las alegaciones del Ayuntamiento sobre la existencia del expediente de expropiación o sobre el pago mediante compensación de las rentas hasta abril de 2018 "no afectan al régimen de derecho privado que debe aplicarse a esta pretensión".

Por todo ello, condena al Ayuntamiento de Torrelavega a dejar "libres, vacuos y expeditos" los inmuebles objeto del contrato resuelto, y a pagar a Sniace 242 euros diarios hasta "la reintegración posesoria a su legitima propietaria".