LAS EXCAVADAS

Arca pide al Ayuntamiento que deseche el polígono en Las Excavadas y utilice suelo industrial en desuso

La asociación ARCA ha criticado el proyecto de Las Excavadas y ha pedido al equipo de gobierno de Torrelavega coherencia con el Plan Estratégico que se encuentran elaborando.

Zona de la mies afectada por el PSIR de  Las Excavadas.
Zona de la mies afectada por el PSIR de Las Excavadas.

La asociación ecologista Arca ha pedido al Ayuntamiento de Torrelavega que "por coherencia" con su Plan Estratégico desista de continuar con el proyecto de Las Excavadas, y "reoriente" el desarrollo industrial hacia suelos anteriormente ocupados y ahora en desuso.

Una decisión que permitirá convertir a Torrelavega en "la ciudad referente en Cantabria de lo que es una planificación moderna e innovadora, por el uso sostenible y equilibrado de sus suelos industriales, urbanos y rurales", señala Arca en un comunicado.

Para la asociación, el proyecto de Las Excavadas "es uno más" en una línea de actuación basada en la "ocupación innecesaria" del suelo rural y que ha llevado a "polígonos industriales vacíos, suelos rurales destruidos y gran cantidad de dinero público malgastado, en una práctica insostenible que amenaza con continuar indefinida e improvisadamente".

A juicio de Arca, el Ayuntamiento de Torrelavega ha realizado recientemente un "excelente" Plan Estratégico 2016-2026, que califica de "innovador y muy positivo", por lo que considera que "tiene que ser coherente con sus principios y conclusiones".

En este sentido, señala que Torrelavega "posee gran cantidad de suelo urbano industrial bien comunicado y capaz de reconvertirse sin necesidad de grandes actuaciones de urbanización", y los espacios reutilizables y las comunicaciones "son sus fortalezas", por lo que "ni necesita ni debe consumir más suelo rural en Las Excavadas para uso industrial".

Así, recuerda que en dicho Plan se recoge que "debe actuarse sobre los espacios industriales en desuso, en atención a los principios de sostenibilidad, priorizando estas actuaciones frente a nuevos consumos de suelo como vía de recuperación del valioso patrimonio industrial con que cuenta la ciudad".

Igualmente se establece que "es necesaria una relación más respetuosa entre el medio urbano y el medio rural, basada en un modelo de colaboración y complementariedad... En la puesta en valor de los recursos forestales y agro-ganaderos, y en los espacios de interés ambiental que puedan permitir nuevos desarrollos económicos".

Arca destaca al respecto que, pese a que la importancia de su preservación viene avalada por la legislación comunitaria y española, los distintos gobiernos de Cantabria, en los últimos 20 años, "vienen desarrollando una política de implantación progresiva de polígonos industriales diseminados por diversos suelos rústicos de la región, algunos de alto valor agrológico".

"El resultado final es que por intentar conseguir un bien en la actividad industrial, se han obtenido dos males: la industria nunca vino, y se han perdió para siempre la potencialidad agrícola de los suelos ocupados", concluye.