OPOSICIÓN

ACPT denuncia un retraso de casi dos años en la ordenanza de actividades culturales

La ordenanza tenía como objetivo facilitar la accesibilidad en la obtención de licencias y permisos para la organización de eventos musicales en espacios privados como bares o salas, así como en espacios públicos de la ciudad.

Imagen de archivo de una rueda de prensa de ACPT
Imagen de archivo de una rueda de prensa de ACPT

El concejal de Asamblea Ciudadana por Torrelavega (ACPT), Alejandro Pérez, ha denunciado un casi dos años en la elaboración de la ordenanza de actividades culturales que se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento el 27 de noviembre de 2017 y que el equipo de Gobierno debía estar en un plazo máximo de seis meses.

La ordenanza tenía como objetivo facilitar la accesibilidad en la obtención de licencias y permisos para la organización de eventos musicales en espacios privados como bares o salas, así como en espacios públicos de la ciudad.

"Nos vamos acercando a los 24 meses transcurridos desde la formulación de tan buenos propósitos y la triste realidad es que no se ha redactado ni una coma y, no ya los meses, sino los años, se han sucedido sin el más mínimo avance ni muestra de interés", ha criticado en un comunicado el edil de ACPT.

Ante esta situación "sangrante y sin visos de cambio en el horizonte cercano", ha asegurado que desde ACPT "no vamos a detenernos" ante la "tierra de nadie administrativa" en la que se tienen que mover los bares y salas de esta ciudad.

Y es que, según ACPT, la falta de regulación está contribuyendo a la "desertificación y mutilación de las posibilidades de desarrollo de la cultura cercana, generada desde los locales, grupos, asociaciones o colectivos locales".

Además, según ha añadido el edil, también los bares y salas "se ven obligados a hacer acopio de valor y moverse en una inseguridad jurídica acompañada por la sombra permanente de posibles sanciones" lo que les impide "plantear un calendario de actividades que atraiga público".

"Hablamos por tanto de la viabilidad de negocios y puestos de trabajo. De la oferta cultural de todos los días. De los espacios, también los privados, en los que esta puede encontrar su vehículo. De tener una ciudad viva durante todo el año y no solo rescatada del letargo para los grandes eventos en los que es fácil retratarse y colgarse medallitas a golpe de talonario", ha señalado el concejal de ACPT.

Por ello, ha tachado de "motivo de vergüenza ajena" que el equipo de Gobierno lleve "casi dos años de dejadez e inoperancia para abordar una cuestión sensible y con tantas implicaciones a corto, medio y largo plazo". "Ojalá no nos tengamos que ver en las mismas para noviembre de 2020", ha concluido Pérez.