PRESUPUESTOS

En 2018 llegan los primeros 420.000 euros del soterramiento de las

En el borrador de los Presupuestos de Cantabria también destaca el Plan de Recuperación Industrial del Besaya o el Centro de Arte de la Lechera.

El soterramiendo de FEVE en Torrelavega tendrá en 2018 su primera inversión.
El soterramiendo de FEVE en Torrelavega tendrá en 2018 su primera inversión.

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda de Cantabria ha desgranado hoy el presupuesto que gestionará el próximo año, casi 97 millones, un 3,6% más que en el presente ejercicio, de los que más de la mitad -cerca de 53 millones- corresponden a inversiones directas. Y es que el presupuesto proyectado por este departamento para 2018 es "claramente inversor", en palabras de su titular, José María Mazón, que ha destacado que la inversión prevista en este área representa el 29% del total del Gobierno regional.

SOTERRAMIENTO TORRELAVEGA

La inversión de la consejería más importante en Torrelavega es la primera anualidad (430.000 euros) para el soterramiento de las vías de Torrelavega, a sufragar entre el Ayuntamiento, el Ministerio de Fomento y el Ejecutivo autonómico, como también se hará con la integración ferroviaria de Santander.

Otras inversiones para Torrelavega

Además del soterramiento en el borrador de los Presupuestos Generales de Cantabria destacan otras inversiones en la capital del Besaya.

Por un lado, sobresale la inversión en diferentes partidas al Plan de Recuperación Industrial del Besaya que viene destinada a incentivos a la industria, el fomento de la eficiencia energética o incentivos a la innovación. Por otro lado, la Consejería de Educación destinara 200.000 euros como primera partida para el Centro de Arte de la La Lechera o la ampliación del IES Zapatón. De la misma consejería saldrán 165.000 euros como ayuda a la cultura.

Completan el grueso del presupuesto en Cantabria partidas como los 50.000 euros para el emprendimiento o 40.000 para la segunda fase de la adecuación del edificio de la Cámara de Comercio, así como la construcción de una docena de pisos de protección oficial en el Zapatón. 100.000 será la inversión del Gobierno de Cantabria para la reforma del Matadero de Barreda y 421.460 para la Protección Civil de Torrelavega.

Otras partidas como el Fondo de Cooperación Municipal con 15.202.024 euros o el Desarrollo Urbanístico con 340.000 tienen dinero destinado a la capital del Besaya.

MACROPUERTO DE SAN VICENTE

Sobre el “macro puerto de San Vicente de la Barquera” se prevén dar "los primeros pasos" con los presupuestos de 2018, en los que se incluirá "muy poca inversión" -ha dicho Mazón-, que no está cuantificada, pero que se estima en unos 100.000 euros, para continuar los trámites administrativos y poder comenzar la obra una vez finalizado el proyecto.

Al respecto, y a preguntas de los periodistas sobre la oposición de partidos y colectivos a esta infraestructura, Mazón ha precisado que en el Ayuntamiento barquereño están "todos" de acuerdo menos el concejal de Izquierda Unida. Y ha añadido que en Cantabria "siempre hay gente que se opone a todo" y que "ve cosas terribles" en las actuaciones que se proyectan.

Ante esto, el consejero del PRC ha defendido los trámites realizados y ha asegurado que no se va a "vulnerar ninguna normativa". Y, en cualquier caso, ha considerado que San Vicente es un lugar "muy adecuado" para albergar un puerto deportivo, dada la presencia de barcos fondeando o varados en la arena, junto a un puerto que está "muy saturado". "San Vicente es como Puertochico", ha comparado Mazón, antes de asegurar que se prevé construir un espigón "mínimo", que solo se vería con la marea baja.

Cuestionado por la demanda de esta infraestructura, y tras la experiencia en Laredo, el responsable de Obras ha comentado que los estudios que manejaba su departamento "daban más que de sobra", aunque ha admitido que la demanda bajó con la crisis económica, aunque ahora está volviendo a crecer, y sí hay para comenzar la construcción.

Al hilo, el regionalista ha recordado que un puerto deportivo es una obra a medio plazo, y ha precisado que la inversión prevista no es "desorbitada", como tampoco lo es -ha añadido- la cantidad de atraques, unos 270. Así, no será un "macropuerto", sino "veinte veces menor" al de Laredo.