POLÍTICA

Ni alcalde, ni colegio de secretarios, ni compañeros conocían que era investigada por desviar 750.000 euros

Ayuntamiento de Boadilla del Camino, en Palencia | Foto- Turismo de Palencia
Ayuntamiento de Boadilla del Camino, en Palencia | Foto- Turismo de Palencia

El pasado 1 de septiembre el Ayuntamiento de Noja hacía público que la investigación interna impulsada por el equipo de Gobierno, y que comenzó al día siguiente del requerimiento de la Agencia Tributaria de información desde el año 2012 y hasta 2019, había desvelado hasta el momento un desvío de más de 750.000 euros de fondos públicos. Los hechos fueron denunciados por el Consistorio ante el juzgado de Santoña, donde deberá declarar esta antigua trabajadora municipal que estaba en Comisión de Servicios por un presunto delito de prevaricación, malversación de caudales públicos, apropiación indebida y falsedad documental. Lo que nadie parecía esperar es que la investigada hubiera logrado, estando inmersa en este proceso judicial, un puesto en otro ayuntamiento.

Concretamente, en el de Boadilla del Camino (Palencia) como secretaria municipal, según ha publicado este jueves Cadena Ser Palencia. Tal y como relata esta información, el pasado mes de agosto, en un concurso de interinidad, la investigada fue trasladada al municipio de 115 habitantes sin que nadie, ni el alcalde Carlos José Saldaña Mediavilla, ni el colegio de secretarios, ni los propios compañeros conocieran que estaba siendo investigada e iba a declarar como acusada de esos delitos.

Los hechos denunciados tienen su origen en abril de este mismo año, cuando funcionarios de la Agencia Tributaria requirieron información de carácter económico desde el 2012 y hasta el 2019. Como señaló el equipo de Gobierno en aquel momento, la actuación se producía por las acciones de control internas que realiza el Consistorio, y que permitieron abrir, además, un expediente disciplinario a la trabajadora municipal.

La documentación solicitada, por tanto, se remonta a la época del anterior regidor nojeño, el ‘popular’ Jesús Díaz, condenado el pasado mes de junio a 10 años de inhabilitación por un delito continuado de prevaricación.

La investigación interna del Ayuntamiento permitió desvelar ese desvío de más de 750.000 euros de fondos públicos, poniendo en manos de la justicia lo ocurrido. Además, como recordó el Consistorio en un comunicado, se ha llevado a cabo una reorganización interna y se ha estado colaborando con la investigación de la Agencia Tributaria durante este tiempo, así como entregando al Tribunal de Cuentas toda la documentación que se requiera, siguiendo la máxima de transparencia y buen gobierno que ha caracterizado la gestión del bipartito PRC-PSOE.