POLÍTICA

PP y Ciudadanos castigan a la clase media con una subida de 50 céntimos del litro de gasolina

El PRC considera “injustificado” el nuevo “sablazo” que tiene previsto infringir el PP, con la colaboración de Ciudadanos, con el aumento de 0,50 céntimos del litro de gasolina y diésel en 2019, "que no diferencia si está en el paro o si cobra 800 o 3.000 euros".

El Gobierno nacional tiene previsto aumentar en 50 céntimos el precio del litro de gasolina y diésel
El Gobierno nacional tiene previsto aumentar en 50 céntimos el precio del litro de gasolina y diésel

El Partido Regionalista de Cantabria ha considerado “inadmisible e injustificado” el nuevo “sablazo” que el Partido Popular, con la colaboración de Ciudadanos, tiene previsto infringir a los cántabros al tener previsto una subida de 0,50 céntimos el litro en la gasolina y el diésel en 2019, lo que supondrá “quitar de sus bolsillos” casi 23 millones de euros.

El portavoz regionalista, Pedro Hernando, ha denunciado a través de un comunicado que se trata de “una de las mayores vergüenzas” y “uno de los mayores escándalos”, ya que la aplicación de “esta ocurrencia” no tiene en cuenta “lo que gana cada uno. No diferencia si está en el paro o si cobra 800 o 3.000 euros”. “No es posible que los cántabros vayamos a pagar 0,50 céntimos más en cada litro de gasolina, a partir del 1 de enero 2019, porque el PP y Ciudadanos hayan decidido mentir diciendo que no iban a subir los impuestos y nos van a subir el impuesto especial de hidrocarburos, que afecta a todos por igual”, ha sostenido.

En este sentido, ha hecho hincapié en que el Ejecutivo de Miguel Ángel Revilla “no aplica” este impuesto “que ahora el PP quiere imponer, con un incremento del 4,8% al eliminar el tramo autonómico del impuesto de hidrocarburos”, ha subrayado.

El PRC denuncia que “quitarán del bolsillo” a los cántabros casi 23 millones de euros

Por ello, el Grupo Parlamentario Regionalista ha presentado una proposición no de ley, que se debatirá en el pleno del próximo lunes, en el que insta a los diputados por Cantabria y a sus grupos parlamentarios a que “se opongan a la supresión del artículo 50 tercero de la Ley de Impuestos Especiales en materia de Hidrocarburos prevista en el artículo 76 segundo del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018 y que supone la eliminación del tramo autonómico del Impuesto Especial de Hidrocarburos, manteniendo el gravamen en los tipos actualmente vigentes”.

Por su parte, anima a que presenten enmiendas o las iniciativas necesarias para que “el tipo impositivo especial del impuesto sobre hidrocarburos quede limitado al actual de 24 euros cada 1000 litros y no el previsto de 72 euros cada 1000 litros, como se prevé en el artículo 76 segundo dos del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2018”.

Cantabria es, junto con Castilla y León, País Vasco, Navarra y La Rioja, una de las comunidades donde no se aplica el tramo autonómico especial de hidrocarburos por decisión de sus ejecutivos y parlamentos. Un impuesto, más conocido como ‘céntimo sanitario’, iniciado por el presidente José María Aznar en 2002 y que en Cantabria aplicó el Ejecutivo de Ignacio Diego, lo que generó cuantiosas pérdidas en el sector, protestas de sectores profesionales y ciudadanos por suponer “un gravamen económico injusto y muy perjudicial para la economía”.