EMERGENCIAS

Noche de temor ante inundaciones en los municipios que riegan cinco ríos cántabros

Inundaciones en Reinosa | Foto de archivo
Inundaciones en Reinosa | Foto de archivo

Ocho municipios están en alerta ante la posibilidad de sufrir inundaciones debido al aumento del caudal de varios ríos. En concreto, se trata de Val de San Vicente, Cabezón de la Sal, Mazcuerras, Reocín, Torrelavega, Reinosa, Campoo de Enmedio y Campoo de Suso, donde las precipitaciones que se esperan para lo que queda de jornada han puesto en sobre aviso a los vecinos. Tal es así que el temporal que afecta a Cantabria ha provocado la activación por parte de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) de avisos amarillos por lluvia que se van a mantener durante esta tarde-noche en zonas del Deva y Saja Besaya.

El Gobierno de Cantabria declaró esta mañana el Plan Especial de Inundaciones de la Comunidad Autónoma (INUNCANT), en fase de preemergencia, ante la crecida de los caudales de los ríos Deva, Nansa, Escudo, Saja-Besaya e Hijar, que han superado el nivel de seguimiento, y para reforzar las medidas de seguimiento y respuesta hasta que el índice de riesgo baje. Esta tarde, el Ejecutivo ha informado que la Dirección General de Interior ha decidido instalar un puesto de coordinación 'in situ' para el seguimiento y valoración de la situación en Val de San Vicente, todo ello dentro de la fase de preemergencia del INUNCANT. Hasta la zona han llegado técnicos y medios del Gobierno para valorar y coordinar las actuaciones en esta zona en la que durante las últimas horas ha seguido lloviendo de forma torrencial.

Desde el Gobierno se recomienda a la población de esas zonas extremar la precaución en la carretera, circular por vías principales y autopistas, y evitar pasar en vehículo por zonas de vaguada que puedan verse afectadas por una riada. Además, a pie, hay que alejarse de los ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas. En caso de emergencia se debe llamar al 112 lo antes posible, indicando la localización y el tipo de incidente, para proceder a evaluar la situación e iniciar el procedimiento de rescate o ayuda en caso de que sea necesario.

RECIBIDAS 46 LLAMADAS Y GESTIONADAS 22 INCIDENCIAS POR LA LLUVIA

El Centro de Atención a Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria ha coordinado, entre las 07:00 y las 19:00 horas de este miércoles, 22 intervenciones derivadas de las 46 llamadas recibidas en relación a las lluvias caídas durante la jornada.

Los principales incidentes gestionados se corresponden con balsas de agua en la calzada en la CA-870 a la altura de Cabezón de Liébana; en la CA-181 a su paso por Muñorodero; en la CA-435 en Ribamontan al Mar, en la N-634 a la altura de Valdáliga, en Miengo, y la más destacada en la N-621 en Molleda. Se han registrado también piedras en la vía y argayos en la CA-870 y la CA-184 a la altura de Cabezón de Líébana, en la CA-860 a su paso por Rionansa, en la CA-817 en Los Tojos, la CA-181 ha presentado problemas en Herrerías, también la CA-850 en Valdáliga, la CA-282 en Peñarubia, y la CA-380 en Val de San Vicente. Bomberos del 112, junto a personal del Ayuntamiento, han retirado, además, un árbol caído sobre tendido eléctrico en Cabezón de la Sal, y se ha recibido un aviso por ramas en la calzada en la N-623 a su paso por Luena.