CANTABRIA

FAPA rechaza la propuesta de Educación para junio y septiembre

FAPA iniciara movilizaciones en contra pues no puede consentir "que se siga tomando el pelo a las familias".

FAPA ha expresado su rechazo a la propuesta de calendario escolar 2018-2019
FAPA ha expresado su rechazo a la propuesta de calendario escolar 2018-2019

La Federación de Padres de Alumnos (FAPA) ha expresado su rechazo a la propuesta de calendario escolar 2018-2019 que les ha trasladado hoy el consejero de Educación, Francisco Fernández Mañanes, porque mantiene la jornada lectiva reducida para Educación Infantil y Primaria en junio y septiembre.

Y ha advertido que, si finalmente se apruebe el calendario escolar sin solucionar esta cuestión, FAPA iniciara movilizaciones en contra pues no puede consentir "que se siga tomando el pelo a las familias".

Así lo ha manifestado la federación en un comunicado firmado por su presidenta, Leticia Cardenal, posterior a la reunión de la mesa de familias, convocada a petición de FAPA tras cuatro años sin hacerlo pese a que su normativa contempla una reunión trimestral como mínimo, ha precisado.

En la misma el consejero ha trasladado las distintas opciones de calendario escolar para el próximo curso --ayer se alcanzó un principio de acuerdo con los sindicatos educativos-- así como su propuesta para que el horario de junio y septiembre en Infantil y Primaria se extienda hasta las 14:00 horas.

Cardenal ha explicado que dicha propuesta se basa en alentar a los centros a programar actividades hasta ese horario, publicar subvenciones para que las programen las AMPA y pedir colaboración a la Federación de Municipios de Cantabria (FMC).

FAPA ha rechazado esta propuesta porque, en su opinión, "ni siquiera se puede calificar como tal".

"Pretender solucionar esta cuestión apelando a la buena voluntad de los equipos directivos (la cual no ponemos en duda) o pasando el problema a las familias o a otra administración no deja de ser un mal chiste que ni siquiera puede ser valorado", ha enfatizado la federación.

Por ello, FAPA ha exigido al consejero que, "de una vez por todas", se cumpla el compromiso adquirido por la administración hace dos años y que el horario de junio y septiembre "se abra" hasta las 14.00 horas, "eliminando de una vez por todas una medida heredada del pleistoceno y que, a día de hoy, no tiene ningún sentido pedagógico (o al menos nadie nos lo ha mostrado en este tiempo) y solo sirve para seguir dificultando la conciliación familiar", ha concluido.