CORONAVIRUS

Cantabria tiene 69 brotes y el 71% de sus contagios están vinculados al ocio nocturno

Ambiente en una calle de bares de Santander, antes de su cierre a medianoche
Ambiente en una calle de bares de Santander, antes de su cierre a medianoche

Cantabria tiene actualmente 69 brotes de coronavirus identificados que suman 1.151 casos con 4.248 contactos, de los que el 71% corresponden al ocio nocturno, un número "muy alto".

Así lo ha señalado este viernes el director general de Salud Pública, Reinhard Wallmann, en declaraciones a la prensa que ha realizado junto al consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, para informar de la situación epidemiológica. Según ha indicado, en estos momentos "es muy difícil" identificar y separar los brotes con "semejante número de casos" en la región, porque "se empiezan a solapar" y hay una transmisión "relativamente descontrolada".

Los tres mayores brotes activos están relacionados con el ocio, el más grande de ellos detectado en discotecas de Santander y que contempla 314 contagios, seguido de otro con 166 y el tercero con 80. También destaca otro brote detectado en Aguilar de Campoo y que afecta a la comunidad porque han estado allí "muchos cántabros". Así, se han detectado 95 casos y 213 contactos de este foco solo en Cantabria.

VARIANTES

En cuanto a variantes, hay 14 brotes de la lambda y 11 de la delta, aunque "es de esperar" que la segunda acabe superando a la primera porque "claramente se está imponiendo." Y es que a Sanidad le "preocupa" la variante delta porque, además de que es "más transmisible" y conlleva un componente de "escape de inmunidad" de la vacuna, está experimentando un "incremento exponencial" y ha pasado en tres semanas de suponer el 4,4 al 33,2% de los contagios.

Mientras, la variante lambda, aunque a día de hoy ocupa un mayor número de casos, el 40% del total, "no es de preocupación y se está estabilizando" alrededor de ese porcentaje. Además, hay dos contagiados con esta variante hospitalizados, frente a cuatro de la delta.

Al hilo, Wallman ha explicado que la efectividad de las vacunas "sigue siendo alta", pero con la cepa delta "no es la que se estudió inicialmente" y estudios nuevos señalan que el porcentaje ha bajado del 96% a entre el 60 y el 70%. Este dato se refiere a su capacidad para evitar la infección, si bien la eficacia para evitar la hospitalización y los casos graves sí "se mantiene todavía por encima del 90%", ya que solo ha bajado del 96 al 93%.