EMPLEO

Cantabria, segunda ccaa donde más baja el paro en abril, un 5,3%

Hay que tener en cuenta que la Semana Santa, que suele animar el mercado laboral, se ha celebrado este año en abril, mientras que en 2018 tuvo lugar en marzo.

Los profesionales más demandados según Randstad serían camareros, ayudantes de cocina, mozos de habitación o camareros de piso
Los profesionales más demandados según Randstad serían camareros, ayudantes de cocina, mozos de habitación o camareros de piso

El número de parados registrados en las oficinas de empleo en Cantabria bajó en 2.046 personas en abril, lo que supone un 5,29% menos que en marzo, el segundo mayor descenso por comunidades tras Baleares (-18,3%) y superior al retroceso en el conjunto del país (-2,8%).

Además, hubo 1.647 parados menos en Cantabria, un -4,3%, en relación con abril de 2018, en este caso, casi un punto por debajo del descenso medio nacional (-5,2%).

De este modo, Cantabria cuenta con 36.658 desempleados en el cuarto mes del año, ha informado este lunes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En España, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) bajó en 91.518 desempleados en abril (-2,8%), superando el retroceso que experimentó en el mismo mes de 2018, cuando disminuyó en 86.683 personas. Tras el descenso de abril, el volumen total de parados se situó en 3.163.566 desempleados.

Hay que tener en cuenta que la Semana Santa, que suele animar el mercado laboral, se ha celebrado este año en abril, mientras que en 2018 tuvo lugar en marzo.

En Cantabria, en abril, el paro bajó en todos los sectores, liderados por servicios, donde cayó en 1.773 personas. Así, también se redujo en la industria (-129), el colectivo sin empleo anterior (-79), construcción (-45) y agricultura (-20).

Con todo, el sector servicios sigue aglutinando a más de siete de cada diez demandantes de empleo en la región al sumar esta actividad económica 27.253 desempleados, seguido de la construcción (con 2.876 parados), la industria (2.795), y la agricultura (608). Además, hay 3.126 demandantes de trabajo en el colectivo sin empleo anterior.

Más de la mitad de las personas apuntadas al paro en Cantabria en el cuarto mes del año eran mujeres, 20.468, frente a 16.190 hombres, y el grueso del total tenían más de 25 años (33.964, respecto a 2.694 menores de dicha edad). Entre el primer grupo, los mayores de 25 años, eran más numerosas las mujeres (19.200 frente a 14.764 hombres), mientras que en el segundo (los menores de 25) eran mayoría los hombres (1.426 respecto a 1.268).

EXTRANJEROS

Del total de parados apuntados a las oficinas del antiguo Inem en abril en Cantabria 3.504 eran extranjeros, lo que supone 240 menos que en marzo, un descenso del -6,4%, casi el doble que el medio nacional (-3,7%).

En comparación con igual mes de 2018, el desempleo entre este colectivo se recortó en 75 personas, un -2,1%, en este caso por debajo del conjunto del país (-3,9%).

La mayor parte de los extranjeros que buscaban trabajo en Cantabria son de países extracomunitarios, 2.460 frente a 1.044 que proceden de estados europeos.

Y el grueso de todos ellos quiere encontrar empleo en el sector servicios (2.282), seguido de la construcción (294), la agricultura (128) y la industria (124). Además, 676 de los inmigrantes parados en la región no han tenido trabajo con anterioridad.

CONTRATOS

La bajada del paro en abril en Cantabria se acompañó de un incremento de la contratación, ya que durante el mes pasado se rubricaron en la región 24.408 contratos, lo que supone 4.760 más que en marzo y se traduce en un repunte del 24,2%, el segundo mayor de todas las comunidades tras Baleares (46,3%), que de media crecieron un 3,2%.

Además, la contratación subió un 13,4% en Cantabria en términos interanuales, con 2.882 contratos más que en abril de 2018, frente al conjunto del país donde se redujeron un -0,4%

De los 24.408 contratos rubricados en el cuarto mes del año, el 5,6% fueron indefinidos (1.370) mientras que el resto, 23.038 (94,4%), tenían carácter temporal.

La contratación indefinida creció un 0,15% en Cantabria en términos mensuales (frente al retroceso del -2,7% en España), pero se desplomó un -13,5% en comparación con abril de 2018, casi el doble que la media (-7,7%), con 215 contratos menos que entonces.

Por su parte, los contratos temporales repuntaron un 26% mensualmente, la mayor subida tras Baleares (47,7%), que de media lo hicieron un 3,9%. En el interanual, el incremento fue del 15,5% en Cantabria, el más importante a nivel regional, con 3.097 contratos temporales más que en abril de 2018. El conjunto nacional subió un 0,46%.